PDDH comprueba que hubo violación del derecho humano a la integridad de adolescente agredido por un maestro

 

DSC00176

La Procuradora Especial de la Diversidad Sexual, Samira Montiel y el Delegado Territorio de Occidente, Francisco Espinoza Samayoa, denunciaron, este 14 de mayo 2015,  ante los medios de comunicación el caso de violación del derecho humano referido a la integridad personal de un adolescente, agredido física y verbalmente por un profesor del Centro Escolar Andrea Dionigi de la ciudad de León. Los hechos se dieron el pasado 7 de mayo.

Los padres del adolescente, de inmediato denunciaron ante la PDDH la agresión sufrida por su hijo, y externaron que acudieron a la dirección del centro para denunciar los hechos. Sin embargo,  no cesaron las agresiones de parte de este, y más bien se  desencadenó, por parte del denunciado un sin número de insultos verbales en contra del adolecente, hasta el punto de expulsarlo de la banda rítmica,   diciendo que “….en la banda no participan gay”, explicaron los funcionarios de esta institución de derechos humanos.

Las investigaciones realizadas, por la PDDH demuestran la violación al derecho humano de integridad física y sicológica en el adolescente de parte del profesor, por lo que se recomendó la inmediata separación del sistema educativo y la aplicación de la debida sanción que corresponden al daño provocado a los derechos humanos del adolecente, así como la incorporación inmediata a la Banda Rítmica, lo cual es un derecho humano del adolescente en cuanto a la recreación y esparcimiento.

Ambas recomendaciones de la PDDH fueron resueltas a la brevedad.

Montiel dijo, que durante los últimos dos años, la PDDH no había recibido denuncia contra el Ministerio de Educación por bulling homofóbico en las escuelas públicas.  “Nos sorprende y nos llama la atención que un profesor abusando de su autoridad y violentado el derecho humanos de tener una orientación sexual o identidad de género,  lesione, expulse y discrimine a un adolescente por creerlo diferente y esto es un mal precedente”. Añadió, que por tal razón la resolución de la PDDH “fue contundente”.

Tanto la Procuradora Especial como el Delegado Territorial hicieron el llamado a los padres y madres de no permitir que le sea negado el derecho fundamental a la educación a sus hijos o el  bullying homofóbico,  discriminación, maltrato por su orientación sexual o identidad de género,

También,  hicieron un llamado a los directores, maestros y estudiantes de los diferentes colegios del país, para que observen los distintos pactos, convenios y declaraciones  internacionales de derechos humanos, así como las leyes nacionales como La Ley 641, Ley 287, Acuerdo  Ministerial 134-2009, referidas a los  tratos humillantes y degradantes a niños, niñas o adolescentes por parte de maestros.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.