En el Día del prisionero palestino: PDDH exige respeto a los derechos humanos de los prisioneros y pueblo palestino

DSC00429El Procurador de Derechos Humanos, Omar Cabeza Lacayo, mediante un pronunciamiento dado a conocer este 17 de abril “Día del Prisionero Palestino”,  hizo un llamado al Estado de Israel para que garantice los Derechos Humanos de hombres, mujeres y niños palestinos que sufren privación de su libertad en más de 22 cárceles israelitas, así como la de todos los refugiados en el Campo Al Yamrmuk en Siria.

En la sede de la PDDH,  el Procurador Omar Cabezas Lacayo, el embajador del Estado Palestino, Mohamed Saadat, el coordinador del Comité de Solidaridad Nicaragua-Palestina,  Paul Oquist y el diputado Nasser Silwani del Grupo Parlamentario de Amistad con Palestina, conmemoraron el Día del Prisionero Palestino, ante los medios de comunicación para expresar solidaridad con los prisioneros palestinos, y exigir su libertad, trato humano y atención médica; muchos están en malas condición de salud.

Paul Oquist, del Comité de Solidaridad Nicaragua-Palestina dio a conocer que actualmente los prisioneros palestinos suman 6, 500, entre ellos se encuentran 478 condenados a cadena perpetuos, 21 mujeres (2 menores de edad), 480 niños bajo restricción administrativa, 16 diputados y 2 ex ministros. También alertó que unos un mil 500 de los prisioneros sufren diferentes enfermedades y condiciones críticas de salud.

A la situación de los prisioneros palestinos, se suma la situación en la Franja de Gaza, donde en los últimos siete años, los palestinos sufren el peor de los bloqueos, no hay libertad de movimiento de sus habitantes ni para el libre comercio de sus mercancías.

“Exigimos cese el bloqueo en la Franja de Gaza y se respete la vida, el libre movimiento y el derecho a su alimentación”, señaló el Procurador de Derechos Humanos. También dijo que desde el pasado 1 de abril, ISIS ha entrado en el campamento de refugiados y refugiadas palestinas de Al Yarmouk en Siria, cerca de Damasco.

Esta nueva ofensiva se suma al asedio que sufren los refugiados desde hace más de tres años, sin libertad de movimiento ni las necesidades humanas más básicas como electricidad, agua, medicamentos y alimentos.

En la actualidad, de los 200, 000 palestinos que residían allí,  sólo han quedado en el campamento unos 20, 000, pues el resto se han visto forzados a un nuevo exilio o a desplazamientos internos dentro de Siria como consecuencia de la crisis humanitaria y de la falta de protección de civiles.

 A partir de la situación que vive el pueblo Palestino, Nicaragua expresa su denuncia y repudio, y demanda a la comunidad internacional para no continuar siendo cómplices de la violación sistemática de los derechos humanos y derechos de propiedad del pueblo palestino.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.